8 oct. 2014

16 cosas que puedes hacer con mermelada de tomate.

Cuando empecé a consumir la mermelada de tomate, no sabía dónde usarla, e incluso tuve que tirar un tarrito a medias.

Era una gran desconocedora de la cantidad de elaboraciones donde se puede usar.
A día de hoy veo que la mermelada de tomate es una elaboración multiusos en cocina si sabemos aplicarla bien.
El bote de mermelada no se quedará mas en el olvido en el fondo de tu nevera con esta lista de consejos que te voy a dar:



1.- Mermelada con queso Camembert frito.



No hay nada que me guste más que este aperitivo tan riquísimo. El año pasado lo hicimos en al escuela de hostelería.

  • Partimos el queso Camembert bien frío en ocho trozos, humedeciendo el cuchillo para que no se nos pegue.



  • Empanamos con huevo y pan rallado dos veces para asegurarnos de que queda bien empanado.
  • Lo freímos en aceite muy caliente y poniendo el queso de poco en poco para no bajar la temperatura del aceite. 
  • Por último lo servimos calentito con un poco de mermelada de tomate, decoramos con una hoja de menta
2.- Añadirla al tomate frito.

Soy una gran apasionada del tomate frito casero, me encanta encontrarme tropezones. Si una cosa detesto al hacer tomate frito casero es la acidez que se queda cuando lo preparo....
¡Pero con este truco ya no tendrás más problemas! 

  • Añade una cucharada de mermelada de tomate cuando lo estés terminando y remueve en caliente para que se integre bien. Le darás un toque mejor que sólo con azúcar.
3.- Mermelada con queso de cabra tipo milhojas.

Es una receta súper sencilla y riquísima.

  • Cogemos un rulo de queso de cabra y lo cortamos en lonchas finitas, con el queso bien frío y humedeciendo el cuchillo para que no se pegue ni se rompa.
  • Intercalamos dos o tres capas con mermelada de tomate
  • Por último espolvoreamos un poco de azúcar por encima y horneamos 5 minutos a 160 grados para que se derrita un poco el queso y caramelizamos el azúcar con soplete o un toque rápido de grill.


4.- Brocheta de pollo con mermelada.

Me encantan la rapidez y sencillez de las brochetas.

  • Intercalamos el pollo con cebolla y pimiento verde y rojo y coronamos con un cherry. Ponemos en la parrilla o plancha que tengamos disponible y cocinamos hasta que esté lista.
  •  Por último pincelamos con un poco de mermelada de tomate por encima y caramelizamos unos segundos. 
  • Para presentar podemos poner un cuenco con un poco de mermelada y listo.

5.- Empanadillas de morcilla y mermelada de tomate.

Es una combinación celestial, aunque confieso que cuando la escuché me sonó tan raro como a vosotros ahora.

  • Cogemos una morcilla de cebolla, le quitamos la piel y vertemos el relleno en un bol, le añadimos unos piñones tostados y reservamos.
  • Extendemos obleas para hacer empanadillas en una placa de horno, ponemos una cucharada de mermelada de tomate casera, y una porción de nuestra mezcla de morcilla y piñones.
  • Cerramos las obleas y pincelamos con huevo (si queremos hornear).
  • Horneamos durante 15 minutos a 180ºC o freímos en abundante aceite hasta que estén doradas.

6.- En una hamburguesa.

Adoro las hamburguesas divertidas y diferentes, por eso cada vez que las preparamos en casa añadimos toques divertidos.

  • Preparamos una hamburguesa de carne de ternera, y añadimos una loncha de queso Gouda en la sartén cuando estamos apunto de terminar de cocinar.
  • Hacemos unas lonchas de bacon.
  • Tostamos los panecillos de hamburguesa.
  • Ponemos un poco de mermelada de tomate y cebolla frita encima del queso y las tiras de bacon debajo de la hamburguesa pegando al panecillo... ¡RIQUÍSIMA!

7.- Cerdo agridulce, versión express.

Os confieso uno de mis secretos de cocina rápida para el día a día: Cerdo agridulce.

  • Mientras salteamos los dados de cerdo, en un cazo ponemos medio vaso de zumo de piña con tres cucharadas generosas de mermelada de tomate, y una cucharada de vinagre. 
  • Diluimos una cucharadita de maicena en 1/4 de vaso de zumo de piña.
  • Cuando la mezcla anterior empieza a hervir le añadimos la mezcla de maicena removiendo enérgicamente con unas varillas hasta que vuelva a hervir.
  • Lo vertemos todo sobre el cerdo, dejamos que hierva un poco, y ya está listo... para días de más preparación podemos saltear junto al cerdo un poco de cebolla y pimiento.

8.- Pepinos rellenos de mermelada de tomate.

Os juro que está riquísimo y es un invento muy guay para servir de canapés.

  • Pelamos los pepinos los cortamos a lo largo por la mitad y vaciamos las pepitas formando una barquilla.
  • Rellenamos con un poco de mermelada de tomate y listo.
  • ¿Habráse visto cosa más rápida y sencilla? Sí, más adelante lo comprobarás...

9.- Canapés de queso de untar tipo Philadelphia , mermelada de tomate y hoja de albahaca.

Con esta receta comencé yo a adorar todo el mundo de la mermelada de tomate.

  • Es tan simple como la descripción, untamos canapés con queso, ponemos un poco de mermelada de tomate y coronamos con una hoja de albahaca.

10.- Galletas con mantequilla y mermelada de tomate.

Una merienda o desayuno rico y divertido.

  • Untar mantequilla en tu galleta preferida y luego un poco de mermelada.


11.- Vol-au-vent con revuelto de queso y mermelada de tomate.

Esta idea es genial para las navidades, porque ahorra tiempo y queda ideal.

  • Para unos 6 volovanes pequeños:
  • Cascamos 2 huevos y revolvemos a fuego lento con un poco de mantequilla y 80 gramos del queso que más nos guste. Yo suelo usar para esto un queso curado con sabor fuerte. Cuando esté hecho colocamos el relleno dentro del vol-au-vent, ponemos un poco de mermelada por encima y espolvoreamos un poco más de queso rallado. 
  • Doramos con soplete o grill y decoramos con dos hojitas de orégano fresco.

12.- Copa de helado y mermelada de tomate.

De vez en cuando recibimos familia en verano, y me gusta sorprenderles.

  • Una copa de helado con una bola de yogur y de helado de vainilla, un poco de mermelada de tomate y un almíbar de hierbabuena.
  • Para hacer el almíbar de hierbabuena hacemos una infusión de 200 ml de agua con dos o tres ramas de hierbabuena, añadimos 100 gramos de azúcar y espesamos hasta los 110-112ºC.
  • Apartamos del fuego y enfriamos, una vez frío añadimos a nuestra copa de helado.

13.- Tarta de zanahoria y frosting con queso de untar tipo Philadelphia y mermelada de tomate.

Esta tarta suele llevar una crema de queso siempre, yo aparte del queso añado encima mermelada de tomate que le da un toque muy bueno y aparte en el corte entre capa y capa se ve espectacular.

14.- Salsa rosa.

Esta salsa la suelo usar para acompañar cocktails de gambas, en la ensalada de pollo o en la ensalada de patatas.

  • Para hacerla usamos 50ml de zumo de naranja, una cucharada de mermelada de tomate, un chorrito de Cointreau y lo llevo todo al fuego.
  • Cuando empieza a hervir reducimos un poco sin parar de mover, luego enfrío y una vez frío añadimos la mezcla a 100 gramos de mayonesa. 
  • ¡Lista para usarse en lo que quieras!



15.- Mousse de mermelada de tomate.

Este otro postre también suele tener bastante aceptación en casa. La hago cuando preparo la mermelada de tomate, porque uso también el zumo del agua del tomate para elaborarla.

  • Ponemos a remojo en agua bien fría 3 hojas de gelatina.
  • Calentamos 100 gramos de mermelada de tomate con 100 gramos de agua de tomate, una vez han empezado a hervir, apartamos del fuego y esperamos un poco a que baje de temperatura.
  • Añadimos la  gelatina hidratada, removemos e integramos bien y dejamos enfriar la mezcla del todo.
  • Por otro lado empezamos a montar 100ml de nata.
  • Mezclamos la nata poco a poco con la mezcla de gelatina bien fría (si está caliente la nata se volverá líquida de nuevo).
  • Servimos en vasitos o cazuelitas y enfriamos mínimo 1 hora.



16.- Mojando palitos de pan o palitos de queso.

Termino mi post con el uso más fácil de todo el mundo mundial.

  • Cogemos los palitos que más rabia nos den, pipas, cacahuetes, integrales, con queso, normales...
  • Los ponemos en un bol.
  • En otro ponemos mermelada de tomate.
  • ¡Listo!

Espero que os sirva de utilidad, y no dudéis en contarme qué usos le dais a la mermelada de tomate en casa.
Un beso mermelatoso.
Ana.



8 comentarios :

  1. Esto para mi compi de piso, que se emocionó con la mermelada de tomate, se hizo tres tarros y ahora no sabe que uso darle!
    Lo de los pepinos lo pruebo hoy mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que le sirva... y ya me contarás qué tal los pepinos!! a mi me gustan mucho!!.

      Eliminar
  2. ¡Sensacional esta entrada, me la guardo en favoritos y ya mismo las voy poniendo en práctica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás cómo te salen!! un beso!!

      Eliminar
  3. El cerdo agridulce express me ha dejado tiesa. Vamos, que voy a hacérmelo y a dormir con un plato debajo de la almohada porque puede que sea la receta-descubrimiento-joya de los últimos meses.
    Qué tipo de cerdo compras para hacerla? Lomo? Y lo cortas en daditos? O solomillo?
    Es que la hago pero esta misma semana, ya te lo digo.
    Besitos
    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que voy cambiando...dependiendo de la economía de partes del cerdo. Aunque nunca he usado solomillos. Me decanto mas por cadera o lomo

      Eliminar
  4. Qué rico todo, Ana!!!!!!!!! No sé por dónde empezar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de las galletas y la de los palitos que son las más fáciles jeejej

      Eliminar

Las palabras se las lleva el viento....¡¡Los comentarios permanecen!!
Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...