14 oct. 2014

La Alhambra se viste con tomates.


Este mes la cosa está yendo bien cargada de tomates con los posts anteriores:

Tanto tomate se me ha subido a la cabeza, y he cubierto una de las fuentes de nuestra Alhambra granadina de tomates.

Esto no lo he hecho porque sí, es mi forma de denunciar y destacar algunas obras de restauración en la Alhambra, que a mi parecer son un parchetón. 
Para parachetones que no me gustan, prefiero ver parchetones de tomates.
 ¿Qué hace una pared escayolada perfectamente lisa en todas las partes bajas de nuestro monumento? Hubiese preferido ver la pared, con sus huecos y sus fallos, los deterioros propios de un monumento con tantos siglos de historia. 
¿Se toman las medidas necesarias para proteger el patrimonio o con la excusa de protegerlo cambiamos totalmente su aspecto?
Con esta reflexión tomatera os dejo.
Un beso parchetón
Ana

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Las palabras se las lleva el viento....¡¡Los comentarios permanecen!!
Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...