31 mar. 2015

Escuela de cocina: ¡Hasta los huevos! Huevos fritos (sin Pedrochadas)

¡Esto es más fácil que freír un huevo! ¿Y quién no conoce esta archiconocida frase?
Pues no es tan fácil freír un huevo, y si no que se lo digan a la Pedroche, y a todo el equipo de zapeando que pasó tanto miedito a su lado. 
Os dejo aquí el vídeo para que os riáis un ratico.


Después de ver este vídeo me siento obligada a daros los siguientes consejos para seguir con vida después de freír un huevo:


¿CÓMO FREIR UN HUEVO?
  • Cuidad que la sartén o la espátula que vayáis a usar no contengan restos de agua. O saltarán como en el video. Y nuestra integridad y la de nuestra cocina peligrarán.
  • Esperad que el aceite se caliente un poco, pero no mucho. En caso de sobrecalentamiento (lo podemos detectar cuando la sartén empieza a humear), apartad unos segundos la sartén del fuego.
  • No tengáis miedo al aceite caliente y echad el huevo con cuidado o sino os salpicará en las manos.
  • Si de cualquier modo os quemáis meted la mano, cara, o pies debajo de un chorro de agua fría.
Después de este lindo momento que sin duda pasará a los anales televisivos, seguimos con la teoría para saber cómo freir huevos.



Freir un huevo es técnicamente cocinar un huevo sin cáscara en un medio graso.
A partir de este dato podemos extraer tres técnicas para conseguir un huevo frito... y una más que es la mía y la pongo de regalo.

  • HUEVOS A LA SARTÉN
  • HUEVOS FRITOS A LA ESPAÑOLA
  • HUEVOS AL BUÑUELO
  • HUEVOS A LA PLANCHA (técnica propiamente mía que os presto desinteresadamente)
Da igual qué tipo de huevo frito vayáis a hacer, lo primero que necesitáis para freir un huevo es tener a mano es un buen trozo de pan para mojar luego la yemita.

1.-HUEVOS A LA SARTÉN


Para saber cómo hacer un huevo a la sarten:
En una sartén caliente se pone un poco de mantequilla o aceite (un poco es un chorrito o una cucharadita). 
Cascamos el huevo en un platillo, (hacemos esto para comprobar que el huevo está fresco y en caso de caer alguna cáscara que no caiga en la sartén).
Ponemos el huevo en la sartén con el fuego a media temperatura y se deja cocer hasta que la clara esté completamente coagulada y la yema líquida. Tened cuidado con la potencia del calor e id regulándola pues se puede quemar por abajo y quedar crudo por arriba si la temperatura es demasiado alta.

2.-HUEVOS FRITOS A LA ESPAÑOLA


Para saber cómo freir un huevo a la Española:

En una sartén bien seca vertemos como 2 dedos de aceite, en abundancia. (siempre prefiero un aceite virgen para freír)
Ponemos a calentar y en el momento que está lo suficientemente caliente, pero sin que humee, vertemos el huevo que hemos cascado previamente en un platillo aparte. 
No hay que tocar el huevo mientras se fríe, en todo caso, echaremos con ayuda de la espátula el aceite caliente por encima.
Si el huevo no tiene la clara totalmente cocida, cuando lo saquemos de la sartén es muy posible que se rompa o se quede pegado a la espátula o a la misma sartén.

3.-HUEVOS AL BUÑUELO


Para saber cómo freir un huevo al buñuelo:

Necesitamos para hacer este tipo de huevos una sartén honda, un cazo o una olla para freír (las llamamos en cocina "parisién").  En este caso buscamos tener mucho aceite, como cuatro o cinco dedos de altura.

Calentamos el aceite, y cuando esté listo, cascamos el huevo en un platillo aparte y lo vertemos en la parisién, Nos ayudamos de una espumadera para darle vueltas al huevo, para que quede redondo como un buñuelo.
La clara tiene que quedar coagulada y la yema líquida en el interior del buñuelo que no sea visible.

4.-HUEVOS A LA PLANCHA (versión Ana Garín Pineda)

Para saber cómo hacer las huevos a la plancha:

A lo largo de los años he ido perfeccionando mi método para hacerme "huevos fritos" sin tanto aceite, que la verdad a veces me desagrada un poco, y sin que le queden las puntillas crujientes que a tantos gusta pero que yo, a veces, aborrezco.
Necesitaremos una sartén y una tapadera que le vaya a sartén.

Para ello hemos de usar una sartén antiadherente en condiciones, esa que tenemos reservada para la tortilla de patatas, por ejemplo.

Ponemos un poco de aceite, un chorrito será suficiente. Y empezamos a calentar la sartén muy lentamente,
Cascamos el huevo aparte en un platillo y lo ponemos en la sartén, que habrá empezado a coger algo de calor. Dejamos nuestro huevo en la sartén mientras va tomando calor y cuando el huevo esté casi totalmente blanquecino, excepto algunas zonas por arriba. Tapamos la sartén con la tapadera uno o dos minutos. Y el huevo quedará perfecto. A veces se forma una pequeña costra sobre la yema, pues del calor del vapor es normal. No os preocupéis, si lo habéis hecho bien dentro quedará una tibia y líquida yema esperando a ser mojada con un poco de pan.

Con un par de huevos
Ana









2 comentarios :

  1. Pues creo que voy a probar tu técnica, la verdad es que con los huevos fritos me llevo fatal!! Ya te contaré. Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor de los huevos, los huevos, sin lugar a dudas, frescos y de gallinas de campo,criadas al aire libre, como los que me trae la madre de la amiga Rosa y luego los cocinas con talento y amor, que de eso tienes tú mucho, para qué te voy a contar...pa morirse!!!

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento....¡¡Los comentarios permanecen!!
Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...