16 abr. 2015

Judias del barco con boletus

Hoy os traigo una gran receta. Una de esas que apenas necesitan ingredientes y que son súper resultonas, judias del barco con boletus.


Confieso que la primera vez que la hice fue un dia de esos de fiebre (que andaba yo malita y griposa por la casa) un dia de esos en lo que menos te apetece es cocinar. El resultado me supo a gloria, y en casa la hemos vuelto a repetir varias veces por lo facilona que es.

Para hacerla estas judias del barco con boletus he usado judias del Barco de Ávila IGP.

Aprovechando esta entrada, os aconsejo a comprar buenas legumbres, de calidad, que la diferencia de precio entre unas malas y unas buenas no es tan grande, y con lo que cunden es muy rentable.



Ingredientes para Judias del barco con boletus 2 personas:

  • Dos buenos puñados de judías.
  • Un puñado de boletus deshidratados.
  • 1 pastilla de doble caldo.
Es importante poner las judías a remojo 24 horas antes, en un recipiente con suficiente agua. Si las judías son de hace más de un año, es conveniente tenerlas a remojo un poco más de tiempo, como 36 horas.

Ponemos en la olla las judías escurridas, echamos el puñado de boletus deshidratados (no hace falta hidratarlos antes de la cocción) y la pastilla de doble caldo. 
Ponemos agua nueva en la olla, hasta cubrir con un dedo de grosor las judías.

Cocemos desde agua fria, o bien en olla tradicional o en olla expres.
Para que las judías no pierdan la piel, es conveniente "asustarlas". ¿Qué significa asustar las judias?
Echarles dos o tres veces mientras están cociendo un poco de agua fría. Para que deje de hervir durante un par de minutos. Evidentemente al hacerlas en olla expres no podemos hacer ésto, por eso si no estáis muy seguros de la calidad de la legumbre que empleáis es recomendable hacerlas en una olla tradicional.

El tiempo de cocción en olla expres variará dependiendo de la misma olla... en la mía en 25 minutos están perfectamente hechas. 
En una olla tradicional tardarán algo más del doble, aproximadamente una hora.

Cómo podéis ver esta receta no lleva sal ni aceite, pues no son necesarias debido a la pastilla de caldo.
Hay que servirlas templadas, y degustar la cremosidad de las habas y el sabor tan rico que dejan los boletus. Mmmmmm
Ya me están dando ganas de volver a hacer las judías.


Un beso de cuchara
Ana




2 comentarios :

  1. Aunque no soy muy de judías, estas deben estar muy ricas con esos boletus.

    ResponderEliminar
  2. Sencillo es un rato! A mí me gustan mucho estos guisos, dos o tres ingredientes, tiempo y a maravillarnos.

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento....¡¡Los comentarios permanecen!!
Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...